Carta a los eurodiputados sobre la votación de las normas de regulación para la implementación de MiFID II - CIDSE
Crédito: SarahTz

Carta a los eurodiputados sobre la votación de las normas de regulación para la implementación de MiFID II

Crédito: SarahTz

El Parlamento Europeo votará hoy en sesión plenaria sobre normas de regulación para la implementación de la Directiva de instrumentos financieros (MiFID II). CIDSE está pidiendo a los eurodiputados que mejoren o rechacen la propuesta de la Comisión Europea, ya que solo cumple parcialmente el requisito del Parlamento Europeo de terminar las transacciones escandalosas y puramente especulativas sobre alimentos y materias primas.

 

 

 

Estimado miembro del Parlamento Europeo:

Hoy, el Parlamento Europeo está votando la propuesta de la Comisión de rechazar o adoptar las normas de regulación técnica para la implementación de la Directiva de Instrumentos Financieros (MiFID II). Hacemos un llamamiento a los diputados al Parlamento Europeo para que lo mejoren o lo rechacen.

Como muchos otros, CIDSE, la alianza internacional de agencias católicas de desarrollo, acogió con satisfacción el lanzamiento de MiFID en 2014 con el objetivo de regular los mercados de productos básicos y, sobre todo, limitar la especulación excesiva sobre productos básicos relacionados con los alimentos. Desde la crisis financiera y alimentaria de 2007-2008, la especulación alimentaria excesiva ha aumentado la volatilidad de los mercados agrícolas y ha dado lugar a fuertes picos de precios de los productos alimenticios. Las personas que viven en la pobreza en los países en desarrollo se ven particularmente afectadas porque no cuentan con sistemas de seguridad social que puedan prevenir el hambre y el empobrecimiento. Esto también afecta directamente a los productores de alimentos, y más específicamente a los agricultores pobres, que no tienen suficiente capital para invertir para protegerse de tal imprevisibilidad, que compromete de facto la producción a largo plazo y las inversiones óptimas [1]. Para garantizar la seguridad alimentaria, hacer realidad el derecho humano a la alimentación y cumplir el Objetivo de desarrollo sostenible número dos (acabar con el hambre y todas las formas de malnutrición), necesitamos urgentemente una contención estricta de la especulación con los alimentos en el marco de la MiFID. El Papa Francisco ha destacado el imperativo moral de cambiar de rumbo: “es cada vez más intolerable que los mercados financieros estén configurando el destino de los pueblos en lugar de atender sus necesidades, o que unos pocos obtengan una inmensa riqueza de la especulación financiera mientras que la mayoría está profundamente agobiada por las consecuencias". Su declaración se hace eco de las palabras del Papa Benedicto, quien también abordó el tema con bastante fuerza [2].

Desafortunadamente, los estándares de regulación técnica propuestos (RTS 21) de la Comisión Europea cumplirían solo en parte con el requisito del Parlamento Europeo de terminar las transacciones escandalosas y puramente especulativas con alimentos y materias primas. Le pedimos que apoye las siguientes mejoras en el área de límites de posición [3]:

• El procedimiento sobre los límites de posición propuestos por la Comisión de la UE continúa permitiendo que las autoridades nacionales establezcan límites muy altos y, por lo tanto, ineficaces. Bajo ciertas condiciones, son posibles límites de posición de hasta 35 por ciento. Esto significa que un solo comerciante puede mantener el 35 por ciento de los alimentos en el mercado al final del período comercial, como el trigo o el maíz. Esto significa que solo tres operadores pueden controlar el mercado financiero de una mercancía. Desde nuestro punto de vista, esto es claramente demasiado alto. Creemos que un límite de posición de 10 a 15 por ciento para que los alimentos y las materias primas sean efectivos.

• La Comisión de la UE también propone mitigar los límites posicionales en la evaluación conjunta de la empresa principal, incluidas sus filiales. En la presente propuesta, las compañías pueden eludir esta regla si pueden demostrar que la compañía principal no tiene influencia en las decisiones de inversión de su subsidiaria con respecto a las posiciones. En realidad, sin embargo, está claro que la interconexión de las compañías matrices y subsidiarias no puede separarse claramente. Por lo tanto, existe el riesgo de que las empresas individuales del sector agrícola ejerzan una influencia demasiado fuerte o una posición dominante en el mercado.

Con estas mejoras adicionales, la Directiva MiFID II podría convertirse en una regulación efectiva que reduzca efectivamente la especulación en los mercados de alimentos y productos básicos. Esto haría una contribución importante para garantizar la seguridad alimentaria. En el caso de que la inclusión de tales mejoras no fuera posible, le pedimos que rechace la propuesta de la Comisión.

Saludos cordiales,
Bernd Nilles, Secretario General de CIDSE

[1] Para obtener más información, consulte nuestra publicación "volatilidad de los precios de los alimentos: consecuencias e impactos sobre el derecho humano a la alimentación"
[2] “El Papa dice que la especulación alimentaria« egoísta »causa hambre», REUTERS, julio de 2011: http://www.reuters.com/article/us-pope-food-idUSTRE7601YR20110701
[3] En línea con las solicitudes realizadas por el equipo negociador del Parlamento Europeo: https://europe.fia.org/sites/default/files/content_attachments/D51226_Hill_Regulatory%20technical%20standards%20under%20MiFID%20II_MiFIR%20-%20CL.PDF

 

Comparte este contenido en las redes sociales
Asegurado por miniOrange