Obispos de África Occidental piden un instrumento vinculante para regular las actividades de las empresas transnacionales - CIDSE

Los obispos de África occidental piden un instrumento vinculante para regular las actividades de las empresas transnacionales

La siguiente declaración fue firmada por los Obispos Miembros de la Conferencia Episcopal Regional de África Occidental (RECOWA-CERAO) en la sesión final del 8º Comité Permanente de RECOWA-CERAO el 16 de febrero de 2020.


A LAS PERSONAS DE DIOS Y A TODAS LAS PERSONAS DE BUENA VOLUNTAD,

Durante el primer sínodo sobre la Iglesia en África, evaluando las dificultades que enfrentaba el continente, los Padres sinodales, con pesar, hicieron la siguiente observación: “Una situación común es, sin duda, el hecho de que África está saturada de problemas; en casi todas nuestras naciones, hay una miseria espantosa, mala gestión de los escasos recursos disponibles, inestabilidad política y desorientación social… ”

Sobre la base de esta observación, los Padres concluyeron que “el África actual puede compararse con el hombre que bajaba de Jerusalén a Jericó; que cayó en manos de bandidos que lo desnudaron, lo golpearon y se fueron, dejándolo medio muerto… ”(EA 40-41).

Al igual que el Amazonas, nuestro querido África occidental se presenta al mundo en todo su esplendor, drama y misterio (QA 1). Es por esta razón que los obispos, presidentes de conferencias episcopales nacionales e interterritoriales, presidentes de las comisiones episcopales RECOWA-CERAO, miembros del Comité Permanente RECOWA-CERAO, reunidos del 12 al 17 de febrero de 2020 en Abidjan, Costa de Marfil, el con motivo de los 8th Reunión de nuestro Comité Permanente, echó un vistazo atento amor sobre el desarrollo de los países africanos en su conjunto, pero con un énfasis particular en África occidental. 

Habiendo escuchado las distintas presentaciones sobre el tema “Juntos, trabajemos por los derechos de las comunidades y el medio ambiente.“Y, habiendo orado, queremos llamar fraternalmente vuestra atención sobre los siguientes puntos: 

1. Las elecciones presidenciales en varios países de la subregión.
Este año 2020 estará marcado por la organización de elecciones en 6 países de África Occidental, a saber: Burkina Faso, Ghana, Guinea, Costa de Marfil, Níger y Togo. Aprendiendo de experiencias pasadas, apelamos a la sabiduría y al espíritu de responsabilidad de los actores políticos y de todos los que participarán en estos procesos electorales. Les pedimos que organicen elecciones pacíficas, creíbles y transparentes. Finalmente ha llegado el momento de darle al mundo otra cara de nuestra experiencia de democracia: la de la madurez a través de elecciones sin sangre, antes, durante y después; y el veredicto aceptado por todos. Debemos entender que la política es un espacio de servicio y entrega para la felicidad de los conciudadanos.  

Levantamos fervientes súplicas a Dios, para que veamos el fin del ciclo de violencia electoral. También nos comprometeremos, a través de la Comisión de Justicia y Paz, a acompañar los procesos electorales. Apelamos a la conciencia de todos los actores políticos, para que no se dejen guiar solo por el espíritu de provecho y ganancia porque Cristo dijo: "¿De qué le sirve al hombre ganar el universo pero perder su alma?" (Mc 8, 36).

2. La cuestión del acaparamiento de tierras y la expropiación forzada de tierras.
Los obispos de África occidental agradecemos a Dios por el regalo de la creación en general, especialmente por la tierra bendecida y fructífera de África. Estamos convencidos de que los seres humanos son establecidos por el Creador como cuidadores de la tierra y nuestro hogar común. En el espíritu de Laudato Si' y, junto con los pueblos de África, reafirmamos nuestro compromiso de proteger los derechos de estos pueblos, de respetar sus valores, sus tradiciones, sus costumbres y culturas. Queremos trabajar para la preservación de la tierra, los bosques, los ríos y todo lo que vive y florece en estos espacios considerados en África, no solo como recursos para ser explotados en la única dirección de la ganancia, sino como espacios sagrados, fuente de vida. , sabiduría, equilibrio. Desafortunadamente, hoy nos enfrentamos al fenómeno del acaparamiento de tierras por parte de multinacionales con la connivencia de ciertos actores locales. 

Además del acaparamiento de tierras por parte de las multinacionales, estamos viendo en algunas partes de nuestra región, el crecimiento de la expropiación forzada de tierras de los agricultores por parte de los pastores con fines de pastoreo. También estamos presenciando las cacerías, los aldeanos que son enviados a estacionar desde sus hogares y sus tierras de cultivo destruidas. Esto lleva a la pérdida de vidas humanas. 

Con todas nuestras fuerzas, denunciamos el acaparamiento de tierras y la expropiación forzada de tierras en todas sus formas. Las consecuencias son incalculables: pérdida de patrimonio cultural y ancestral, desplazamiento, desempleo, hambruna, éxodo, migración, etc. A los estados, empresas, multinacionales y a todos los involucrados en esta desastrosa operación de acaparamiento de tierras y expropiación forzada de tierras en África, nos dirigimos a un llamado a escuchar la palabra de Dios: «No desnudes a los débiles; ¡él es débil! Y no aplastar al humilde hombre en la justicia " (Pr 22,22).

3. Extracción de minerales y consecuencias ecológicas.
A pesar de lo que se puede decir de los beneficios económicos de la extracción de minerales en África, cabe señalar que sus efectos nocivos son incalculables para los pueblos africanos. Son, entre otros: degradación del medio ambiente, desequilibrio del ecosistema, pérdida de biodiversidad, contaminación de ríos, mares, mantos freáticos, etc. Aquí recordamos de las enseñanzas del Santo Padre, “De diversas formas, los pueblos en desarrollo, donde se encuentran las reservas de biosfera más importantes, continúan impulsando el desarrollo de los países más ricos a costa de su presente y de su futuro”. (LS52). 

4. La necesidad de un tratado o convención que proteja a África
Reconocemos que existen varios tratados y convenciones internacionales, pero estos acuerdos no le hacen justicia a África. 

Por lo tanto, pedimos el establecimiento de un instrumento global, legalmente vinculante para regular las actividades de las empresas transnacionales. Pedimos a nuestros respectivos gobiernos de África Occidental que trabajen colectivamente con otros países para la realización de dicho instrumento para la gobernanza global pacífica, un factor de cohesión social. 

Además, instamos a los políticos y a las autoridades consuetudinarias de nuestros países a defender los derechos de sus pueblos y participar en el proyecto de este tratado y consentir su implementación. De esta forma, se garantizará el consentimiento libre, informado y previo de su gente.  

Por nuestra parte, instruimos a las Comisiones de Justicia y Paz de todas nuestras diócesis a redoblar esfuerzos e innovaciones en el cuidado, protección y apoyo de las víctimas de los efectos nocivos del acaparamiento de tierras y la expropiación forzada de tierras. Además, también nos comprometemos a realizar un intenso trabajo de promoción con todos los organismos nacionales e internacionales para que se puedan establecer marcos y mecanismos sólidos para corregir cualquier injusticia y anomalía. 

También recurrimos a los gobiernos de los países desarrollados. Deben ser conscientes de que tienen en sus manos no solo el destino de sus respectivos países sino también el de toda la humanidad. También son los guardianes de nuestra casa común y es por esta razón que los abordamos tomando prestadas estas palabras del Papa Francisco: “La destrucción del medio ambiente humano es muy grave, porque Dios no solo ha confiado el mundo al ser humano, sino que la vida de este es un don que debe protegerse de diversas formas de degradación. Cualquier deseo de proteger y mejorar el mundo requiere cambios profundos en los estilos de vida, los patrones de producción y consumo, las estructuras de poder establecidas que gobiernan las sociedades de hoy. El desarrollo humano genuino tiene un carácter moral y presupone el respeto total por la persona humana, pero también debe prestar atención al mundo natural y tener en cuenta la naturaleza de cada ser y sus vínculos mutuos en un sistema ordenado ”. (LS 5).

Por lo tanto, trabajemos juntos por un nuevo orden mundial que garantice a las diferentes comunidades de África occidental el derecho a un medio ambiente que promueva el desarrollo sostenible, que respete la naturaleza y los recursos naturales. Siguiendo al Santo Padre, invitamos a los gobiernos de África Occidental a «corregir los modelos de crecimiento que parecen incapaces de garantizar el respeto por el medio ambiente» y los derechos de las comunidades.

Que María Nuestra Señora de África nos ayude. 

Dado en Abidján el 16 de febrero de 2020
8º Comité Permanente de RECOWA-CERAO
Obispos Miembros

Firmantes

  1. Monseñor. Ignacio KAIGAMA, presidente de RECOWA-CERAO 
  2. Monseñor. Alexis TOUABLI YOULO, 2nd Vicepresidente de RECOWA-CERAO 
  3. Monseñor. John Cardinal ONAIYEKAN, Presidente del Comité de Finanzas RECOWA-CERAO 
  4. Monseñor. Philip NAAMEH, Presidente de la Conferencia Episcopal de Ghana (GCBC) 
  5. Monseñor. Augustine AKUBEZE, Presidente de la Conferencia Episcopal de Nigeria (CBCN) 
  6. Monseñor. Charles CAMPBELL, presidente de ITCABIC Sierra Leona y Gambia 
  7. Monseñor. Raphael GUILAVOGUI, Presidente de la Conferencia Episcopal de Guinea (CEG) 
  8. Monseñor. Jonas DEMBELE, Presidente de la Conferencia Episcopal de Mali (CEM) 
  9. Monseñor. Benoît ALOWONOU, Presidente de la Conferencia Episcopal de Togo (CET) 
  10. Monseñor. Salomon LEZOUTIER, Presidente de la Conferencia Episcopal de Obispos Católicos de Costa de Marfil (CECCI)  
  11. Monseñor. Joseph AFRIFAH-AGYEKUM, Presidente de la Comisión Liturgie, Théologie et Apostolat Biblique 
  12. Monseñor. Martin UZOUKWU, Presidente de la Comisión Laïcat et Famille 
  13. Monseñor. Godfrey Igwebuike ONAH, Presidente de la Comisión Catéchèse et Education Catholique 
  14. Monseñor. Hilary OKEKE, Presidenta de la Comisión de Justicia, Paz y Desarrollo
  15. Monseñor. Joachim OUEDRAOGO, Presidente de la Comisión Misión, Œuvres Pontificales Missionnaires, Apostolat de la Mer, Migrants et Tourisme 
  16. P. Alphonse SECK, Coordinador Regional CARITAS África Occidental
  17. P. Joseph Joseph AKA, Secretario General RECOWA-CERAO 
  18. Rev. Padre Vitalis ANAEHOBI, 1st Secretario General Adjunto RECOWA-CERAO 
  19. Rev. Padre Célestin SAGNA, 2nd Secretario General Adjunto RECOWA-CERAO 
  20. P. George NWACHUKWU, Oficial de Comunicación, RECOWA-CERAO 
  21. P. Honoré BEUGRE, Recurso
  22. P. Jude ASANBE, Director de CIWA 


Crédito de la foto: RECOWA-CERAO
La declaración se publicó por primera vez en el Sitio web de RECOWA-CERAO.

Comparte este contenido en las redes sociales
Asegurado por miniOrange